26 abr. 2011

Las 95 tesis que cambiaron el mundo

Fuentes:

Disputatio pro declaratione virtutis indulgentiarum.
Disputación acerca de la determinación del valor de las indulgencias[1]
Die 95 Thesen über die Kraft des Ablasses
Controversia sobre el valor de las indulgencias
Amore et studio elucidande veritatis hec subscripta disputabuntur Wittenberge, Presidente R. P. Martino Lutther,
Artium et S. Theologie Magistro eiusdemque ibidem lectore Ordinario. Quare petit, ut qui non possunt verbis presentes nobiscum disceptare agant id literis absentes.
In nomine domini nostri
Hiesu Christi. Amen.
Por amor a la verdad y en el afán de sacarla a luz, se discutirán en Wittenberg las siguientes proposiciones bajo la presidencia del R. P. Martín Lutero, Maestro en Artes y en Sagrada Escritura y Profesor Ordinario de esta última disciplina en esa localidad. Por tal razón, ruega que los que no puedan estar presentes y debatir oralmente con nosotros, lo hagan, aunque ausentes, por escrito. En el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Amén.
Las 95 tesis
Aus Liebe zur Wahrheit und in dem Bestreben, diese zu ergründen, soll in Wittenberg unter dem Vorsitz des ehrwürdigen Vaters Martin Luther, Magisters der freien Künste und der heiligen Theologie sowie deren ordentlicher Professor daselbst, über die folgenden Sätze disputiert werden. Deshalb bittet er die, die nicht anwesend sein und mündlich mit uns debattieren können, dieses in Abwesenheit schriftlich zu tun. Im Namen unseres Herrn Jesu Christi, Amen.
Por amor a la verdad y por el anhelo de alumbrarla, las tesis suscritas serán disputadas en Wittenberg, bajo la presidencia del R. P. Martín Lutero, maestro en artes y en teología y lector ordinario de la misma en este lugar. Suplica, por tanto, que intervengan por escrito los que no puedan estar presentes a nuestro debate oral. En el nombre de nuestro señor Jesucristo. Amén.
Las 95 tesis
1517
1517
1 Dominus et magister noster Iesus Christus dicendo ‘Penitentiam agite &c.’ [Matth. 4, 17.] omnem vitam fidelium penitentiam esse voluit.
1. Da unser Herr und Meister, Jesus Christus, spricht: «Thut Buße» &c.., will er, daß das ganze Leben der Gläubigen auf Erden eine stete oder unaufhörliche Buße soll sein.
1. Cuando nuestro Señor y Maestro Jesucristo dijo: «Haced penitencia...»[2], ha querido que toda la vida de los creyentes fuera penitencia.
1. Cuando nuestro señor y maestro Jesucristo dijo «haced penitencia», etc., quiso que toda la vida de los fieles fuese penitencia.
2 Quod verbum de penitentia sacramentali (id est confessionis et satisfactionis, que sacerdotum ministerio celebratur) non potest intelligi.
2. Este término no puede entenderse en el sentido de la penitencia sacramental (es decir, de aquella relacionada con la confesión y satisfacción) que se celebra por el ministerio de los sacerdotes[3].
2. Dieses Wort kann, noch mag nicht vom Sacrament der Buße, das ist: von der Beichte und Genugthuung, so durch der Priester Amt geübt wird, verstanden werden.
2. Esta palabra no puede entenderse como referida a la penitencia sacramental, es decir, a la confesión y satisfacción realizada por el ministerio sacerdotal.
3 Non tamen solam intendit interiorem, immo interior nulla est, nisi foris operetur varias carnis mortificationes.
3. Jedoch will er nicht allein verstanden haben die innerliche Buße; ja die innerliche Buße ist nichtig, und keine Buße, wo sie nicht äußerlich allerlei Tödtungen des Fleisches wirket.
3. Sin embargo, el vocablo no apunta solamente a una penitencia interior; antes bien, una penitencia interna es nula si no obra exteriormente diversas mortificaciones de la carne.
3. Ni se refiere sólo a la penitencia interior; es más, la penitencia interior es nula si no conlleva diversas mortificaciones de la carne.
4 Manet itaque pena, donec manet odium sui (id est penitentia vera intus), scilicet usque ad introitum regni celorum.
4. Es wahret derhalben Reue und Leid, das ist: wahre Buße, so lange einer Mißfallen an ihm selber hat, nämlich, bis zum Eingang aus diesem in das ewige Leben.
4. En consecuencia, subsiste la pena mientras perdura el odio al propio yo (es decir, la verdadera penitencia interior), lo que significa que ella continúa hasta la entrada en el reino de los cielos.
4. La pena permanece mientras dura el aborrecimiento propio (en esto consiste la verdadera penitencia interior), o sea, hasta la entrada en el reino de los cielos
5 Papa non vult nec potest ullas penas remittere preter eas, quas arbitrio vel suo vel canonum imposuit.
5. Der Papst will noch kann nicht einige andere Pein erlassen, außerhalb der, die er seines Gefallens, oder laut der Canonum d. i. päpstlicher Satzungen, aufgeleget hat.
5. El Papa no quiere ni puede remitir culpa alguna, salvo aquella que él ha impuesto, sea por su arbitrio, sea por conformidad a los cánones.
5. El papa no quiere ni puede remitir pena alguna, a excepción de la que han sido impuestas por su voluntad o a tenor de los cánones[4].
6 Papa non potest remittere ullam culpam nisi declarando et approbando remissam a deo Aut certe remittendo casus reservatos sibi, quibus contemptis culpa prorsus remaneret.
6. Der Papst kann keine Schuld vergeben, denn allein so ferne, daß er erkläre und bestätige, was von Gott vergeben sei; oder aber, daß ers thue in den Fallen, die er ihm vorbehalten hat. Welche Falle, so sie verachtet würden, bliebe die Schuld ganz und gar unaufgehoben oder verlassen.
6. El Papa no puede remitir culpa alguna, sino declarando y testimoniando que ha sido remitida por Dios, o remitiéndola con certeza en los casos que se ha reservado[5]. Si éstos fuesen menospreciados, la culpa subsistirá íntegramente.
6. El papa no puede remitir ninguna culpa, a no ser declarando y aprobando que ha sido perdonada por Dios, o remitiendo con certeza los casos a él reservados; si éstos se despreciaran, la culpa permanecería íntegramente.
7 Nulli prorsus remittit deus culpam, quin simul eum subiiciat humiliatum in omnibus sacerdoti suo vicario.
7. Gott vergiebt Keinem die Schuld, den er nicht zugleich durchaus wohl gedemüthiget, dem Priester, seinem Slatthalter, unterwerfe.
7. De ningún modo Dios remite la culpa a nadie, sin que al mismo tiempo lo humille y lo someta en todas las cosas al sacerdote, su vicario.
7. Dios no remite la culpa de nadie si no se somete humildemente y en todo al sacerdote, vicario suyo.
8 Canones penitentiales solum viventibus sunt impositi nihilque morituris secundum eosdem debet imponi.
8. Canones pœnitentiales, das ist, die Satzungen, wie man beichten und büßen soll, sind allein den Lebendigen aufgelegt, und sollen, nach Laut derselbigen Satzungen, den jetzt Sterbenden nicht aufgelegt werden.
8. Los cánones penitenciales han sido impuestos únicamente a los vivientes y nada debe ser impuesto a los moribundos basándose en los cánones.
8. Los cánones penitenciales son impuestos sólo a los vivientes, y, conforme a los mismos, no se debe imponer nada a los moribundos.
9 Inde bene nobis facit spiritussanctus in papa excipiendo in suis decretis semper articulum mortis et necessitatis.
9. Daher thut uns der heilige Geist wohl am Papst, daß der Papst allewege in seinen Decreten oder Rechten ausnimmt den Artikel des Todes und die äußerste Noch.
9. Por ello, el Espíritu Santo nos beneficia en la persona del Papa, quien en sus decretos siempre hace una excepción en caso de muerte y de necesidad.
9. Por eso, el Espíritu santo nos concede un gran beneficio por medio del papa, ya que éste excluye siempre en sus decretos el artículo de muerte o la necesidad.
10 Indocte et male faciunt sacerdotes ii, qui morituris penitentias canonicas in purgatorium reservant.
10. Die Priester handeln unverständig und übel, die den sterbenden Menschen pœnitentias canonicas, d. i. auferlegte Buße, in’s Fegefeuer, daselbst denselben genug zu thun, sparen und behalten.
10. Mal y torpemente proceden los sacerdotes que reservan a los moribundos penas canónicas en el purgatorio.
10. Obran de manera ignorante e injusta los sacerdotes que reservan las penitencias canónicas de los moribundos para el purgatorio.
11 Zizania illa de mutanda pena Canonica in penam purgatorii videntur certe dormientibus episcopis seminata.
11. Dieses Unkraut, das man die Buße oder Genugthuung, so durch die canones oder Satzungen aufgelegt ist, in des Fegfeuers Buße oder Pein sollte verwandeln, ist gesäet worden, da die Bischöfe geschlafen haben.
11. Esta cizaña, cual la de transformar la pena canónica en pena para el purgatorio, parece por cierto haber sido sembrada mientras los obispos dormían.
11. La cizaña aquella de conmutar la pena canónica por la pena del purgatorio debió sembrarse mientras los obispos estaban durmiendo[6].
12 Olim pene canonice non post, sed ante absolutionem imponebantur tanquam tentamenta vere contritionis.
12. Vor Zeiten wurden Canonicae pœnae, d. i. Buße oder Genugthuung für begangene Sünde, nicht nach, sondern vor der Absolution aufgelegt, dabei zu prüfen, ob die Neue und Leid rechtschaffen wäre.
12. Antiguamente las penas canónicas no se imponían después sino antes de la absolución, como prueba de la verdadera contrición.
12. En otros tiempos las penas canónicas se imponían no después, sino antes de la absolución, para excitar la contrición verdadera.
13 Morituri per mortem omnia solvunt et legibus canonum mortui iam sunt, habentes iure earum relaxationem.
13. Die Sterbenden thun für alles gnug durch ihren Tod oder Absterben, und sind dem Recht der Canonum oder Satzungen abgestorben, und also billig von derselben Auflage entbunden.
13. Los moribundos son absueltos de todas sus culpas a causa de la muerte y ya son muertos para las leyes canónicas, quedando de derecho exentos de ellas.
13. Los moribundos se liberan de todo por la muerte y están ya muertos a las leyes canónicas, puesto que por derecho no están sujetos a ellas.
14. Imperfecta sanitas seu charitas morituri necessario secum fert magnum timorem, tantoque maiorem, quanto minor fuerit ipsa.
14. Unvollkommene Frömmigkeit oder unvollkommene Liebe deß, der jetzt sterben soll, bringt nothwendig große Furcht mit sich; ja, wie viel die Liebe geringer ist, so viel ist die Furcht desto größer.
14. Una pureza o caridad imperfectas traen consigo para el moribundo, necesariamente, gran miedo; el cual es tanto mayor cuanto menor sean aquéllas.
14. La piedad o la caridad imperfecta del moribundo exige a la fuerza un temor tanto mayor cuanto menor hubiese sido aquélla.
15 Hic timor et horror satis est se solo (ut alia taceam) facere penam purgatorii, cum sit proximus desperationis horrori.
15. Diese Furcht und Schrecken ist an ihr selbst und allein, daß ich ander Ding schweige, dazu gnug, daß sie des Fegfeuers Pein und Qual anrichte, dieweil sie der Angst der Verzweiflung gantz nahe ist.
15. Este temor y horror son suficientes por sí solos (por no hablar de otras cosas) para constituir la pena del purgatorio, puesto que están muy cerca del horror de la desesperación.
15. Este horror y temor, al ser tan parecido al de la desesperación, basta por sí solo (por callar otras cosas) para constituir una pena de purgatorio.
16 Videntur infernus, purgatorium, celum differre, sicut desperatio, prope desperatio, securitas differunt.
16. Hölle, Fegfeuer und Himmel scheinen gleichermassen unterschieden seyn, wie die rechte Verzweifelung, unvollkommene oder nahe Verzweifelung und Sicherheit von einander unterschieden sind.
16. Al parecer, el infierno, el purgatorio y el cielo difieren entre sí como la desesperación, la cuasidesesperación y la seguridad de la salvación.
16. Parece que el infierno, el purgatorio y el cielo difieren entre sí en el mismo grado que la desesperación, la cuasidesesperación y la certidumbre.
17 Necessarium videtur animabus in purgatorio sicut minui horrorem ita augeri charitatem.
17. Es scheint, als müsse im Fegfeuer, gleichwie die Angst und Schrecken an den Seelen abnimmt, also auch die Liebe an ihnen wachsen und zunehmen.
17. Parece necesario para las almas del purgatorio que a medida que disminuya el horror, aumente la caridad.
17. Parece necesario que a las almas del purgatorio se les aumente la caridad al igual que se les disminuye el temor,
18 Nec probatum videtur ullis aut rationibus aut scripturis, quod sint extra statum meriti seu augende charitatis.
18. Es scheinet auch unbeweiset seyn, weder durch gute Ursachen, noch durch Schrift, daß die Seelen im Fegfeuer ausser dem Stande des Verdiensts oder des Zunehmens an der Liebe seyn.
18. Y no parece probado, sea por la razón o por las Escrituras, que estas almas estén excluidas del estado de mérito o del crecimiento en la caridad.
18. Y no parece que se pruebe, ni por la razón ni por la Escritura que se encuentren fuera del estado de merecer o aumentar la caridad.
19 Nec hoc probatum esse videtur, quod sint de sua beatitudine certe et secure, saltem omnes, licet nos certissimi simus.
19. Es scheinet auch biß unerweiset seyn, daß die Seelen im Fegfeuer, zum wenigsten alle, ihrer Seligkeit gewiß und unbekümmert seyn, ob wir schon deß gantz gewiß sind.
19. Y tampoco parece probado que las almas en el purgatorio, al menos en su totalidad, tengan plena certeza de su bienaventuranza ni aún en el caso de que nosotros podamos estar completamente seguros de ello.
19. Tampoco parece probado que estas almas –al menos todas ellas– estén ciertas y seguras de su beatitud, aunque nosotros estemos segurísimo de ello;
20 Igitur papa per remissionem plenariam omnium penarum non simpliciter omnium intelligit, sed a seipso tantummodo impositarum.
20. Derhalben meynet, noch verstehet der Pabst nicht durch diese Wort: vollkommene Vergebung aller Pein, daß insgemein allerlei, Pein vergeben werde, sondern meynet die Pein allein, die er selbst hat aufgelegt.
20. Por tanto, cuando el Papa habla de remisión plenaria de todas las penas, significa simplemente el perdón de todas ellas, sino solamente el de aquellas que él mismo impuso.
20. Por eso la remisión plenaria de todas las penas por el papa, no se refiere sencillamente a todas las penas, sino sólo a las por él impuestas.
21 Errant itaque indulgentiarum predicatores ii, qui dicunt per pape indulgentias hominem ab omni pena solvi et salvari.
21. Derhalben irren die Ablaßprediger, die da sagen, daß durch des Pabstes Ablaß der Mensch von aller Pein los und selig werde.
21. En consecuencia, yerran aquellos predicadores de indulgencias que afirman que el hombre es absuelto a la vez que salvo de toda pena, a causa de las indulgencias del Papa.
21. Se equivocan, por tanto, los predicadores de las indulgencias que afirman que en virtud de las del papa el hombre se ve libre y salvo de toda pena;
22 Quin nullam remittit animabus in purgatorio, quam in hac vita debuissent secundum Canones solvere.
22. Ia, der Pabst erlässet keine Pein den Seelen im Fegfeuer, die sie hatten in diesem Leben, laut der Canonum, sollen büßen und bezahlen.
22. De modo que el Papa no remite pena alguna a las almas del purgatorio que, según los cánones, ellas debían haber pagado en esta vida.
22. No remite a las almas del purgatorio ninguna de las penas que, a tenor de los cánones, debieran haber satisfecho en esta vida.
23 Si remissio ulla omnium omnino penarum potest alicui dari, certum est eam non nisi perfectissimis, i. e. paucissimis, dari.
23. Ia, so irgend eine Vergebung aller Pein jemand kann gegeben werden, ists gewiß, daß die allein den vollkommensten, das ist, den gar wenigen gegeben werde.
23. Si a alguien se le puede conceder en todo sentido una remisión de todas las penas, es seguro que ello solamente puede otorgarse a los más perfectos, es decir, muy pocos.
23. Si a alguien se le puede remitir todas las penas, es seguro que sólo puede ser a los muy perfectos, es decir, a poquísimos.
24 Falli ob id necesse est maiorem partem populi per indifferentem illam et magnificam pene solute promissionem.
24. Darum muß der grossere Theil unter den Menschen betrogen werden durch die prachtige Verheissung, ohne alle Unterschiebe dem gemeinen Mann eingebildet, von bezahlter Pein.
24. Por esta razón, la mayor parte de la gente es necesariamente engañada por esa indiscriminada y jactanciosa promesa de la liberación de las penas.
24. Por eso, se está engañando a la mayor parte del pueblo con esa promesa magnífica e indistinta de la remisión de la pena.
25 Qualem potestatem habet papa in purgatorium generaliter, talem habet quilibet Episcopus et Curatus in sua diocesi et parochia specialiter.
25. Gleiche Gewalt, wie der Pabst hat über das Fegfeuer durchaus und insgemein, so haben auch ein jeder Bischof und Seelsorger in seinem Bißthum und Pfarr insonderheit, oder bey den Seinen.
25. El poder que el Papa tiene universalmente sobre el purgatorio, cualquier obispo o cura lo posee en particular sobre su diócesis o parroquia.
25. La potestad que el papa posee para el purgatorio en general es la misma que detentan cualquier obispo en su diócesis y el cura en su parroquia en especial.
26 Optime facit papa, quod non potestate clavis (quam nullam habet) sed per modum suffragii dat animabus remissionem.
26. Der Pabst thut sehr wohl daran, daß er nicht aus Gewalt des Schlüssels (den er nicht hat), sondern durch Hülfe, oder fürbittweise, den Seelen Vergebung schencket.
26. Muy bien procede el Papa al dar la remisión a las almas del purgatorio, no en virtud del poder de las llaves (que no posee[7]), sino por vía de la intercesión[8].
26. Obra muy bien el papa cuando concede a las almas la remisión, no en virtud del poder de las llaves (que no tiene en manera alguna), sino a modo de sufragio.
27 Hominem predicant, qui statim ut iactus nummus in cistam tinnierit evolare dicunt animam.
27. Die predigen Menschentand, die da fürgeben, daß, sobald der Groschen, in den Kasten geworfen, klinget, von Stund an die Seele aus dem Fegfeuer fahre.
27. Mera doctrina humana predican aquellos[9] que aseveran que tan pronto suena la moneda que se echa en la caja, el alma sale volando[10].
27. Predican a los hombres que el alma vuela [al cielo] en el mismo instante en que la moneda arrojada suena en el cepillo.
28 Certum est, nummo in cistam tinniente augeri questum et avariciam posse: suffragium autem ecclesie est in arbitrio dei solius.
28. Das ist gewiß, alsbald der Groschen im Kasten klinget, daß Gewinn und Geitz kommen, zunehmen und grosser werden; die Hülfe aber, oder die Fürbitte der Kirchen, stehet allein in Gottes Willen und Wohlgefallen.
28. Cierto es que, cuando al tintinear, la moneda cae en la caja, el lucro y la avaricia pueden ir en aumento, más la intercesión de la Iglesia depende sólo de la voluntad de Dios.
28. Es cierto que por la moneda que suena en el cestillo se puede aumentar la colecta y la avaricia, pero el sufragio de la iglesia depende sólo de la voluntad divina.
29 Quis scit, si omnes anime in purgatorio velint redimi, sicut de s. Severino et Paschali factum narratur.
29. Wer weiß, ob auch alle Seelen im Fegfeuer wollen erlöset seyn, wie man sagt, daß es mit St. Severino und Paschali sey zugegangen.
29. ¿Quién sabe, acaso, si todas las almas del purgatorio desean ser redimidas? Hay que recordar lo que, según la leyenda, aconteció con San Severino y San Pascual[11].
29. ¡Quién sabe si no hay almas en el purgatorio que no deseen ser liberadas, como se dice sucedió con san Severino y san Pascual!
30 Nullus securus est de veritate sue contritionis, multominus de consecutione plenarie remissionis.
30. Niemand ist deß gewiß, daß er wahre Reu und Leid gnug habe; viel weniger kann er gewiß seyn, ob er vollkommene Vergebung der Sünden bekommen habe.
30. Nadie está seguro de la sinceridad de su propia contrición y mucho menos de que haya obtenido la remisión plenaria.
30. Nadie está seguro de la verdad de su contrición; cuánto menos lo estará de conseguir la remisión plenaria.
31 Quam rarus est vere penitens, tam rarus est vere indulgentias redimens, i. e. rarissimus.
31. Wie selten einer ist, der wahrhaftige Reue und Leid habe, so selten ist auch der, der wahrhaftig Ablaß löst, das ist, es ist gar selten einer zu finden.
31. Cuán raro es el hombre verdaderamente penitente, tan raro como el que en verdad adquiere indulgencias; es decir, que el tal es rarísimo.
31. El ganar de verdad las indulgencias es tan raro, es decir, tan rarísimo, como dar con una persona verdaderamente arrepentida.
32 Damnabuntur ineternum cum suis magistris, qui per literas veniarum securos sese credunt de sua salute.
32. Die werden samt ihren Meistern in die ewige Verdammnis fahren, die da vermeinen, durch Ablaßbriefe ihrer Seligkeit gewiß zu sein.
32. Serán eternamente condenados junto con sus maestros[12], aquellos que crean estar seguros de su salvación mediante una carta de indulgencias.
32. Se condenarán por toda la eternidad, con sus maestros, cuantos se creen que aseguran su salvación a base de cartas de perdones.
33 Cavendi sunt nimis, qui dicunt venias illas Pape donum esse illud dei inestimabile, quo reconciliatur homo deo.
33. Vor denen soll man sich sehr wohl hüten und vorsehen, die da sagen, des Papstes Ablaß sei die höchste und werteste Gottesgnade und Geschenk, dadurch der Mensch mit Gott versöhnt wird.
33. Hemos de cuidarnos mucho de aquellos que afirman que las indulgencias del Papa son el inestimable don divino por el cual el hombre es reconciliado con Dios.
33. Hay que desconfiar mucho de quienes afirman que esas indulgencias del papa son un inestimable don divino, en virtud del cual el hombre se reconcilia con Dios;
34 Gratie enim ille veniales tantum respiciunt penas satisfactionis sacramentalis ab homine constitutas.
34. Denn die Ablaßgnade bezieht sich allein auf die Strafe der Genugtuung, welche von Menschen geordnet worden ist.
34. Pues aquellas gracias de perdón sólo se refieren a las penas de la satisfacción sacramental[13], las cuales han sido establecidas por los hombres.
34. Porque esas indulgencias se refieren sólo a las penas de la satisfacción sacramental estatuidas por el hombre.
35 Non christiana predicant, qui docent, quod redempturis animas vel confessionalia non sit necessaria contritio.
35. Die lehren unchristlich, welche vorgeben, daß die, so da Seelen aus dem Fegefeuer oder Beichtbriefe lösen wollen, keiner Reue noch Leides bedürfen.
35. Predican una doctrina anticristiana aquellos que enseñan que no es necesaria la contrición para los que rescatan almas[14] o confessionalia[15].
35. No predican la verdad cristiana quienes enseñan que no es necesaria la contrición a las personas que quieren librar las almas [del purgatorio] o adquirir billetes de confesión.
36 Quilibet christianus vere compunctus habet remissionem plenariam a pena et culpa etiam sine literis veniarum sibi debitam.
36. Ein jeder Christ, der wahre Reue und Leid hat über seine Sünden, der hat völlige Vergebung von Strafe und Schuld, die ihm auch ohne Ablaßbrief gehört.
36. Cualquier cristiano verdaderamente arrepentido tiene derecho a la remisión plenaria de pena y culpa, aun sin carta de indulgencias.
36. Todo cristiano verdaderamente arrepentido tiene la debida remisión plenaria de la pena y de la culpa, aun sin la adquisición de las cartas de indulgencia.
37 Quilibet verus christianus, sive vivus sive mortuus, habet participationem omnium bonorum Christi et Ecclesie etiam sine literis veniarum a deo sibi datam.
37. Ein jeder wahrhaftige Christ, er sei lebendig oder schon gestorben, ist teilhaftig aller Güter Christi und der Kirche, aus Gottes Geschenk, auch ohne Ablaßbriefe.
37. Cualquier cristiano verdadero, sea que esté vivo o muerto, tiene participación en todos lo bienes de Cristo y de la Iglesia; esta participación le ha sido concedida por Dios, aun sin cartas de indulgencias.
37. Todo cristiano, vivo o muerto, incluso sin las cartas de indulgencia, goza de la participación de todos los bienes de Cristo y de la iglesia concedidos por Dios.
38 Remissio tamen et participatio Pape nullo modo est contemnenda, quia (ut dixi) est declaratio remissionis divine.
38. Doch ist des Papstes Vergebung und Austeilung mit nichten zu verachten; denn wie ich gesagt habe, ist seine Vergebung eine Erklärung göttlicher Vergebung.
38. No obstante, la remisión y la participación otorgadas por el Papa no han de menospreciarse en manera alguna, porque (como ya he dicho)[16] constituyen un anuncio de la remisión divina.
38. No obstante, no hay que despreciar la remisión y la participación concedidas por el papa, porque, como he dicho, es la declaración de la remisión divina.
39 Difficillimum est etiam doctissimis Theologis simul extollere veniarum largitatem et contritionis veritatem coram populo.
39. Es ist über die Maßen schwer, auch für die allgelehrtesten Theologen, zugleich den großen Reichtum des Ablasses und dagegen die wahre Reue und Leid vor dem Volke zu rühmen.
39. Es dificilísimo hasta para los teólogos más brillantes, ensalzar al mismo tiempo, ante el pueblo. La prodigalidad de las indulgencias y la verdad de la contrición.
39. Resulta en extremo difícil, incluso para los teólogos más doctos, proponer al pueblo simultáneamente la largueza de las indulgencias y la verdad de la contrición.
40 Contritionis veritas penas querit et amat, Veniarum autem largitas relaxat et odisse facit, saltem occasione.
40. Wahre Reue und Zerknirschung sucht und liebt die Strafe, aber die Mildigkeit des Ablasses entbindet der Strafe und macht, daß man sie haßt, wenigstens bei Gelegenheit.
40. La verdadera contrición busca y ama las penas, pero la profusión de las indulgencias relaja y hace que las penas sean odiadas; por lo menos, da ocasión para ello.
40. Una contrición verdadera busca y ama las penas; la abundancia de indulgencias lleva a su menosprecio y aborrecimiento, o al menos da ocasión para ello.
41 Caute sunt venie apostolice predicande, ne populus false intelligat eas preferri ceteris bonis operibus charitatis.
41. Fursichtiglich soll man von dem päpstlichen Ablaß predigen, damit der gemeine Mann nicht fälschlich dafür halte, daß er den anderen Werken der Liebe vorgezogen oder besser geachtet werde.
41. Las indulgencias apostólicas[17] deben predicarse con cautela para que el pueblo no crea equivocadamente que deban ser preferidas a las demás buenas obras de caridad.
41. Hay que predicar con mucha cautela las indulgencia apostólicas, no sea que el pueblo entienda erróneamente que hay que anteponerlas a las demás obras buenas de caridad.
42 Docendi sunt christiani, quod Pape mens non est, redemptionem veniarum ulla ex parte comparandam esse operibus misericordie.
42. Man soll die Christen lehren, es sei mit nichten des Papstes Meinung, daß Ablaßlösen einem Werke der Barmherzigkeit mit ichtes sollte zu vergleichen seyn.
42. Debe enseñarse a los cristianos que no es la intención del Papa[18], en manera alguna, que la compra de indulgencias se compare con las obras de misericordia.
42. Hay que enseñar a los cristianos que es contrario al pensamiento del papa cualquier comparación entre indulgencias y obras de misericordia.
43 Docendi sunt christiani, quod dans pauperi aut mutuans egenti melius facit quam si venias redimeret.
43. Man soll die Christen lehren, daß, der dem Armen gibt, oder leihet dem Dürftigen, besser thut, denn daß er Ablaß löset.
43. Hay que instruir a los cristianos que aquel que socorre al pobre o ayuda al indigente, realiza una obra mayor que si comprase indulgencias.
43. Hay que enseñar a los cristianos que obra mejor quien da limosna al pobre o ayuda al necesitado que quien compra indulgencias;
44 Quia per opus charitatis crescit charitas et fit homo melior, sed per venias non fit melior sed tantummodo a pena liberior.
44. Denn durch das Werck der liebe wächst die Liebe und der Mensch wird frömmer; durch das Ablaß aber wird er nicht besser, sondern allein sicherer und freyer von der Pein oder Strafe.
44. Porque la caridad crece por la obra de caridad y el hombre llega a ser mejor; en cambio, no lo es por las indulgencias, sino a lo más, liberado de la pena.
44. Porque por las obras de caridad ésta crece y el hombre se hace mejor, mientras que por las indulgencias no se hace mejor, tan sólo se libra mejor de las penas.
45 Docendi sunt christiani, quod, qui videt egenum et neglecto eo dat pro veniis, non indulgentias Pape sed indignationem dei sibi vendicat.
45. Man soll die Christen lehren, daß der, so seinen Nachsten siehet darben, und deßungeachtet Ablaß löset, der löset nicht des Pabsts Ablaß, sondern ladet auf sich Gottes Ungnade.
45. Debe enseñarse a los cristianos que el que ve a un indigente y, sin prestarle atención, da su dinero para comprar indulgencias, lo que obtiene en verdad no son las indulgencias papales, sino la indignación de Dios.
45. Hay que enseñar a los cristianos que aquel que viere a un menesteroso y lo que pudiera darle lo emplea en comprar indulgencias, no consigue la venia del papa, sino que concita la indignación divina.
46 Docendi sunt christiani, quod nisi superfluis abundent necessaria tenentur domui sue retinere et nequaquam propter venias effundere.
46. Man soll die Christen lehren, daß sie, wo sie nicht übrig reich sind, schuldig sind, was zur Nothdurft gehöret, für ihr Haus zu behalten, und mit nichten für Ablaß zu verschwenden.'
46. Debe enseñarse a los cristianos que, si no son colmados de bienes superfluos, están obligados a retener lo necesario para su casa y de ningún modo derrocharlo en indulgencias.
46. hay que enseñar a los cristianos que, a no ser que naden en la abundancia, tienen la precisión de reservar para su casa lo necesario y no despilfarrarlo en la compra de indulgencias.
47 Docendi sunt christiani, quod redemptio veniarum est libera, non precepta.
47. Man soll die Christen lehren, daß das Ablaßlösen ein frey Ding sey, und nicht geboten.
47. Debe enseñarse a los cristianos que la compra de indulgencias queda librada a la propia voluntad y no constituye obligación.
47. Hay que enseñar a los cristianos que la adquisición de indulgencias es libre, no obligatoria.
48 Docendi sunt christiani, quod Papa sicut magis eget ita magis optat in veniis dandis pro se devotam orationem quam promptam pecuniam.
48. Man soll die Christen lehren, daß der Pabst, wie er eines andachtigen Gebets bedarf, also dessen mehr begehre, denn des Geldes, wenn er Ablaß austheilet.
48. Se debe enseñar a los cristianos que, al otorgar indulgencias, el Papa tanto más necesita cuanto desea una oración ferviente por su persona, antes que dinero en efectivo.
48. Hay que enseñar a los cristianos que el papa, cuando otorga indulgencias, más que dinero sonante desea y necesita la plegaria devota.
49 Docendi sunt christiani, quod venie Pape sunt utiles, si non in eas confidant, Sed nocentissime, si timorem dei per eas amittant.
49. Man soll die Christen lehren, daß des Pabsts Ablaß gut sey, so fern man sein Vertrauen nicht darauf setzet; dagegen aber nichts schädlicheres, denn so man dadurch Gottesfurcht verleuret.
49. Hay que enseñar a los cristianos que las indulgencias papales son útiles si en ellas no ponen su confianza, pero muy nocivas si, a causa de ellas, pierden el temor de Dios[19].
49. Hay que enseñar a los cristianos que las indulgencias del papa son útiles si no depositan en ellas su confianza, pero muy nocivas si a costa de ellas pierden el temor de Dios.
50 Docendi sunt christiani, quod, si Papa nosset exactiones venialium predicatorum, mallet Basilicam s. Petri in cineres ire quam edificari cute, carne et ossibus ovium suarum.
50. Man soll die Christen lehren, daß der Pabst, so er wüßte der Ablaßprediger Schinderey, lieber wollte, daß St. Peters Münster zu Pulver verbrannt würde, denn, daß es sollte mit Haut, Fleisch und Bein seiner Schafe erdauet werden.
50. Debe enseñarse a los cristianos que si el Papa conociera las exacciones de los predicadores de indulgencias, preferiría que la basílica de San Pedro se redujese a cenizas antes que construirla con la piel, la carne y los huesos de sus ovejas.
50. Hay que enseñar a los cristianos que si el papa fuese consciente de las exacciones cometidas por los predicadores de indulgencias, preferiría que la basílica de San Pedro se convirtiera en cenizas antes que edificarla a costa de la piel, de la carne y de los huesos de sus ovejas.
51 Docendi sunt christiani, quod Papa sicut debet ita vellet, etiam vendita (si opus sit) Basilica s. Petri, de suis pecuniis dare illis, a quorum plurimis quidam concionatores veniarum pecuniam eliciunt.
51. Man soll die Christen lehren, daß der Pabst, wie er schuldig ist, also auch seines eigenen Geldes, wenn auch schon St. Peters Münster dazu sollte verkauft werden, den Leuten austheilen würde, welche doch etliche Ablaßprediger jetzund selbst ums Geld bringen.
51. Debe enseñarse a los cristianos que el Papa estaría dispuesto, como es su deber, a dar de su peculio a muchísimos de aquellos a los cuales los pregoneros de indulgencias sonsacaron el dinero aun cuando para ello tuviera que vender la basílica de San Pedro, si fuera menester.
51. Hay que enseñar a los cristianos que el papa, como es debido, estaría dispuesto, aunque tuviese que vender la basílica de San Pedro, a dar de su propio dinero a muchos a quienes algunos predicadores de indulgencias se lo sacan.
52 Vana est fiducia salutis per literas veniarum, etiam si Commissarius, immo Papa ipse suam animam pro illis impigneraret.
52. Durch Ablaßbriefe vertrauen, selig zu werden, ist nichtig und erlogen Ding, obgleich der Commissarius (oder Ablaßvogt), ja der Pabst selbst, seine Seele dafür wollte zu Pfande setzen.
52. Vana es la confianza en la salvación por medio de una carta de indulgencias, aunque el comisario[20] y hasta el mismo Papa pusieran su misma alma como prenda.
52. Es vano confiar en la salvación a base de cartas de indulgencias, aunque el comisario, incluso aun que el mismo papa, pignorasen su alma como prenda.
53 Hostes Christi et Pape sunt ii, qui propter venias predicandas verbum dei in aliis ecclesiis penitus silere iubent.
53. Das sind Feinde Christi und des Pabsts, die von wegen der Ablaßpredigt, das Wort Gottes in andern Kirchen zu predigen, gantz und gar [Schweigen] verbieten.
53. Son enemigos de Cristo y del Papa los que, para predicar indulgencias, ordenan suspender por completo la predicación de la palabra de Dios en otras iglesias[21].
53. Son enemigos del papa y de Cristo quienes por predicar las indulgencias ordenan que no se predique en absoluto la palabra de Dios en las demás iglesias.
54 Iniuria fit verbo dei, dum in eodem sermone equale vel longius tempus impenditur veniis quam illi.
54. Es geschieht dem Worte Gottes unrecht, wenn man in einer Predigt gleich so viel, oder mehr Zeit aufwendet, das Ablaß zu verkündigen, als auf das Wort Gottes.
54. Oféndese a la palabra de Dios, cuando en un mismo sermón se dedica tanto o más tiempo a las indulgencias que a ella.
54. Se injuria a la palabra de Dios cuando en el mismo sermón se emplea más tiempo para predicar las indulgencias que para predicar la palabra.
55 Mens Pape necessario est, quod, si venie (quod minimum est) una campana, unis pompis et ceremoniis celebrantur, Euangelium (quod maximum est) centum campanis, centum pompis, centum ceremoniis predicetur.
55. Des Pabsts Meynung kann nicht anders seyn, denn so man das Ablaß (das das geringste ist) mit Einer Glocken, Einem Gepränge und Ceremonien begehet, daß man dagegen und vielmehr das Evangelium (welches das größte ist) mit hundert Glocken, hundert Geprängen und Ceremonien ehren und preisen solle.
55. Ha de ser la intención del Papa[22] que si las indulgencias (que muy poco significan) se celebran con una campana, una procesión y una ceremonia, el evangelio (que es lo más importante) deba predicarse con cien campanas, cien procesiones y cien ceremonias.
55. La intención del papa es que si las indulgencias (que son lo mínimo) se celebran con una campana, con una sola pompa y en una ceremonia, el evangelio (que es lo máximo) se anuncie con cien campanas, cien pompas y cien ceremonias.
56 Thesauri ecclesie, unde Papa dat iudulgentias, neque satis nominati sunt neque cogniti apud populum Christi.
56. Die Schätze der Kirche, davon der Pabst das Ablaß austheilet, sind weder gnugsam genannt, noch bekannt bey der Gemeinde Christi.
56. Los tesoros de la iglesia[23], de donde el Papa distribuye las indulgencias, no son ni suficientemente mencionados ni conocidos entre el pueblo de Dios.
56. Los tesoros de la iglesia, sobre los cuales otorga el papa las indulgencias, no están suficientemente definidos ni son conocidos por el pueblo de Dios.
57 Temporales certe non esse patet, quod non tam facile eos profundunt, sed tantummodo colligunt multi concionatorum.
57. Denn, daß es nicht leibliche, zeitliche Güter sind, ist daher offenbar, daß viel Prediger dieselben nicht so leichtlich hingeben, sondern allein aufsammlen.
57. Que en todo caso no son temporales resulta evidente por el hecho de que muchos de los pregoneros no los derrochan, sino más bien los atesoran.
57. Es evidente que no se trata de tesoros temporales, porque muchos predicadores no los prodigan con facilidad, sino por el contrario, no hacen más que allegarlos;
58 Nec sunt merita Christi et sanctorum, quia hec semper sine Papa operantur gratiam hominis interioris et crucem, mortem infernumque exterioris.
58. Es sind auch nicht die Verdienste Christi und der Heiligen; denn diese wircken allezeit, ohne Zuthun des Pabsts, Gnade des innerlichen Menschen, und das Creutz, Tod und Hölle des äusserlichen Menschen,
58. Tampoco son los méritos de Cristo y de los santos, porque éstos siempre obran, sin la intervención del Papa, la gracia del hombre interior y la cruz, la muerte y el infierno del hombre exterior.
58. ni se trata tampoco de los méritos de Cristo y de los santos, puesto que estos operan sin necesidad del papa la gracia del hombre interior, y la cruz, muerte e infierno del exterior.
59 Thesauros ecclesie s. Laurentius dixit esse pauperes ecclesie, sed locutus est usu vocabuli suo tempore.
59. St. Laurentius hat die Armen, so der Kirchen Glieder sind, genannt die Schätze der Kirchen; aber er hat das Wörtlein genommen, wie es zu seiner Zeit im Brauch war.
59. San Lorenzo[24] dijo que los tesoros de la iglesia eran los pobres, mas hablaba usando el término en el sentido de su época.
59. San Lorenzo dijo que los tesoros de la iglesia eran sus pobres; pero debió usar esta expresión conforme al uso del tiempo.
60 Sine temeritate dicimus claves ecclesie (merito Christi donatas) esse thesaurum istum.
60. Wir sagen aus gutem Grund, ohne Frevel und Leichtfertigkeit, daß dieser Schatz seyn die Schlüssel der Kirchen, durch das Verdienst Christi der Kirchen geschenckt.
60. No hablamos exageradamente si afirmamos que las llaves de la iglesia (donadas por el mérito de Cristo) constituyen ese tesoro.
60. Sin temeridad afirmamos que este tesoro son las llaves de la iglesia, donadas por los méritos de Cristo.
61 Clarum est enim, quod ad remissionem penarum et casuum sola sufficit potestas Pape.
61. Denn es ist klar, daß zu Vergebung der Pein und vorbehaltener Fälle allein des Pabsts Gewalt gnug ist.
61. Esta claro, pues, que para la remisión de las penas y de los casos reservados[25], basta con la sola potestad del Papa.
61. Porque es claro que basta la sola potestad del papa para remitir las penas y los casos [canónicos].
62 Verus thesaurus ecclesie est sacrosanctum euangelium glorie et gratie dei.
62. Der rechte, wahre Schatz der Kirchen ist das heilige Evangelium der Herrlichkeit und Gnade Gottes.
62. El verdadero tesoro de la iglesia es el sacrosanto evangelio de la gloria y de la gracia de Dios.
62. El tesoro verdadero de la iglesia consiste en el sacrosanto evangelio de la gloria y la gracia de Dios;
63 Hic autem est merito odiosissimus, quia ex primis facit novissimos.
63. Dieser Schatz ist billig der allerseindseligste und verhassetste. Denn er macht, daß die Ersten die Letzten werden,
63. Empero este tesoro es, con razón, muy odiado, puesto que hace que los primeros sean postreros[26].
63. Pero con razón resulta odiosísimo, puesto que a los primeros los hace últimos.
64 Thesaurus autem indulgentiarum merito est gratissimus, quia ex novissimis facit primos.
64. Aber der Ablaßschatz ist billig der allerangenehmste; denn er macht aus den Letzten die Ersten.
64. En cambio, el tesoro de las indulgencias, con razón, es sumamente grato, porque hace que los postreros sean primeros.
64. Por el contrario, el tesoro de las indulgencias con razón resulta muy grato, ya que a los últimos los convierte en los primeros.
65 Igitur thesauri Euangelici rhetia sunt, quibus olim piscabantur viros divitiarum.
65. Derhalben sind die Schatze des Evangelii Netze, da man vorzeiten die reichen, wohlhabenden Leute mit gesischet hat.
65. Por ello, los tesoros del evangelio son redes con las cuales en otros tiempos se pescaban a hombres poseedores de bienes.
65. Los tesoros evangélicos son las redes con que en otros tiempos se pescaba a los hombres ricos;
66 Thesauri indulgentiarum rhetia sunt, quibus nunc piscantur divitias virorum.
66. Los tesoros de las indulgencias son redes con las cuales ahora se pescan las riquezas de los hombres.
66. Die Schätze des Ablasses aber sind die Netze, damit man jetziger Zeit die Reichthümer der Menschen sischet.
66. Ahora los tesoros de las indulgencias son las redes en las que caen las riquezas de los hombres.
67 Indulgentie, quas concionatores vociferantur maximas gratias, intelliguntur vere tales quoad questum promovendum.
67. Das Ablaß, das die Prediger sür die grosseste Gnade ausruffen, ist freylich sür grosse Gnade zu halten; denn es grossen Gewinn und Genieß träget.
67. Respecto a las indulgencias que los predicadores pregonan con gracias máximas, se entiende que efectivamente lo son en cuanto proporcionan ganancias.
67. Las indulgencias, vociferadas por los predicadores como gracias máximas, hay que entenderlas por tales sólo en relación con la ganancia que procuran;
68 Sunt tamen re vera minime ad gratiam dei et crucis pietatem comparate.
68. Und doch ist solch Ablaß wahrhaftig die allergeringste Gnade, wenn mans gegen der Gnade Gottes und des Creutzes Gottseligkeit halt oder vergleichet.
68. No obstante, son las gracias más pequeñas en comparación con la gracia de Dios y la piedad de la cruz.
68. En realidad son muy poca cosa, comparadas con la gracia de Dios y la piedad de la cruz.
69 Tenentur Episcopi et Curati veniarum apostolicarum Commissarios cum omni reverentia admittere.
69. Es sind die Bischöffe und Seelsorger schuldig, des Apostolischen Ablaß Commissarien mit aller Ehrerbietung zuzulassen.
69. Los obispos y curas están obligados a admitir con toda reverencia a los comisarios de las indulgencias apostólicas.
69. Los obispos y los curas están obligados a admitir con toda reverencia a los comisarios de las indulgencias apostólicas;
70 Sed magis tenentur omnibus oculis intendere, omnibus auribus advertere, ne pro commissione Pape sua illi somnia predicent.
70. Aber vielmehr sind sie schuldig, mit Augen und Ohren auszusehen, daß dieselben Commissarien nicht anstatt päbstlichen Befehls ihre eigenen Träume predigen.
70. Pero tienen el deber aún más de vigilar con todos sus ojos y escuchar con todos sus oídos, para que esos hombres no prediquen sus propios ensueños en lugar de lo que el Papa les ha encomendado.
70. Pero están más obligados aún a vigilar con ojos abiertos y advertir con oídos atentos, para que aquéllos no prediquen sus propias ensoñaciones en lugar de la comisión del papa.
71 Contra veniarum apostolicarum veritatem qui loquitur, sit ille anathema et maledictus.
71. Wer wider die Wahrheit des päbstlichen Ablasses redet, der sey ein Fluch und vermaledeyet.
71. Quién habla contra la verdad de las indulgencias apostólicas, sea anatema y maldito.
71. Sea anatema y maldito quien hable contra la verdad de las indulgencias papales;
72 Qui vero contra libidinem ac licentiam verborum Concionatoris veniarum curam agit, sit ille benedictus.
72. Wer aber wider des Ablaßpredigers muthwillige und freche Worte Sorge trägt, oder sich bekümmert, der sey gebenedeyet.
72. Mas quien se preocupa por los excesos y demasías verbales de los predicadores de indulgencias, sea bendito.
72. pero sea bendito quien se preocupe de luchar contra la desvergüenza y la licencia verbal del predicador de indulgencias.
73 Sicut Papa iuste fulminat eos, qui in fraudem negocii veniarum quacunque arte machinantur,
73. Wie der Pabst diejenigen billig mit Ungnade und dem Bann schlägt, die zu Nachtheil dem Ablaß irgend aus einigem Weg handeln:
73. Así como el Papa justamente fulmina excomunión contra los que maquinan algo, con cualquier artimaña de venta en perjuicio de las indulgencias.
73. Al igual que el papa, con toda justicia, fulmina a quienes de cualquier forma negocian fraudulentamente con gracias.
74 Multomagis fulminare intendit eos, qui per veniarum pretextum in fraudem sancte charitatis et veritatis machinantur.
74. So viel mehr trachtet er, auf diejenigen Leute Ungnade und Bann zu schütten, die unter dem Schein des Ablasses zu Nachtheil der heiligen Liebe und Wahrheit handeln.
74. Tanto más trata de condenar a los que bajo el pretexto de las indulgencias, intrigan en perjuicio de la caridad y la verdad[27].
74. con mayor motivo intenta fulminar a quines, so pretexto de indulgencias, cometen fraudes en la caridad santa y la verdad.
75 Opinari venias papales tantas esse, ut solvere possint hominem, etiam si quis per impossibile dei genitricem violasset, Est insanire.
75. Des Pabsts Ablaß so groß halten, daß er einen absolviren oder von Sünden los machen könne, wenn er gleich (unmöglicher Weise zu reden) die Mutter Gottes geschwächet hätte, ist rasend und unsinnig seyn.
75. Es un disparate pensar que las indulgencias del Papa sean tan eficaces como para que puedan absolver, para hablar de algo imposible, a un hombre que haya violado a la madre de Dios.
75. Es una locura la opinión de que las indulgencias papales tienen tanto valor que pueden absolver a un hombre, incluso aunque, por un imposible, hubiese violado a la madre de Dios.
76 Dicimus contra, quod venie papales nec minimum venialium peccatorum tollere possint quo ad culpam.
76. Dagegen sagen wir, daß des Pabsts Ablaß nicht die allergeringste tägliche Sünde könne hinweg nehmen, so viel die Schuld derselben belanget.
76. Decimos por el contrario, que las indulgencias papales no pueden borrar el más leve de los pecados veniales[28], en concierne a la culpa.
76. En cambio, afirmamos que las indulgencias papales no pueden quitar la culpa del más mínimo pecado venial
77 Quod dicitur, nec si s. Petrus modo Papa esset maiores gratias donare posset, est blasphemia in sanctum Petrum et Papam.
77. Daß man saget, St. Peter, wenn er jetzt Pabst wäre, vermöchte nicht, grössern Ablaß zu geben, ist eine Lästerung wider St. Peter und den Pabst.
77. Afirmar que si San Pedro fuese Papa hoy, no podría conceder mayores gracias, constituye una blasfemia contra San Pedro y el Papa.
77. Lo que se dice de que ni el propio San Pedro, si fuese papa, podría otorgar gracias mayores, es una blasfemia contra san Pedro y contra el papa.
78 Dicimus contra, quod etiam iste et quilibet papa maiores habet, scilicet Euangelium, virtutes, gratias curationum &c. ut 1. Co. xij.
78. Dawider sagen wir, daß auch dieser und ein jeder Pabst grössern Ablaß hat, nemlich das Evangelium, Kräfte, Gaben, gesund zu machen u. s. w. 1. Cor. 12, 6. 9.
78. Sostenemos, por el contrario, que el actual Papa, como cualquier otro, dispone de mayores gracias, saber: el evangelio, las virtudes espirituales, los dones de sanidad, etc., como se dice en 1ª de Corintios 12[29].
78. Por el contrario, afirmamos que tanto éste como cualquier papa posee gracias mayores, tales como el evangelio, las virtudes, el poder de las oraciones, etcétera, conforme a 1 Cor. 12.
79 Dicere, Crucem armis papalibus insigniter erectam cruci Christi equivalere, blasphemia est.
79. Sagen, daß das Creutz, mit des Pabsts Wapen herrlich aufgericht, vermöge so viel, als das Creutz Christi, ist eine Gotteslästerung.
79. Es blasfemia aseverar que la cruz con las armas papales llamativamente erecta, equivale a la cruz de Cristo[30].
79. Es una blasfemia afirmar que la cruz erecta con la insignia de las armas pontificias equivale a la cruz de Cristo.
80 Rationem reddent Episcopi, Curati et Theologi, Qui tales sermones in populum licere [spargi] sinunt.
80. Die Bischöffe, Seelsorger und Theologen, die da gestatten, daß man solche Worte vor dem gemeinen Mann reden dars, werden Rechenschaft dafür müssen geben.
80. Tendrán que rendir cuenta los obispos, curas y teólogos, al permitir que charlas tales se propongan al pueblo[31].
80. Tendrán que rendir cuenta los obispos, curas y teólogos que permiten la predicación de tales sermones al pueblo.
81 Facit hec licentiosa veniarum predicatio, ut nec reverentiam Pape facile sit etiam doctis viris redimere a calumniis aut certe argutis questionibus laicorum.
81. Solche freche und unverschämte Predigt und Ruhm vom Ablaß macht, daß es auch den Gelehrten schwer wird, des Pabsts Ehre und Würde zu vertheidigen vor derselben Verleumdung, oder ja vor den scharfen, listigen des gemeinen Mannes Fragen.
81. Esta arbitraria predicación de indulgencias hace que ni siquiera, aun para personas cultas, resulte fácil salvar el respeto que se debe al Papa, frente a las calumnias o preguntas indudablemente sutiles de los laicos.
81. Esta predicación licenciosa de las indulgencias hace que ni siquiera a los letrados les resulte fácil salvar la reverencia debida al papa de las calumnias o de las burlas chistosas de los laicos.
82 Scilicet. Cur Papa non evacuat purgatorium propter sanctissimam charitatem et summam animarum necessitatem ut causam omnium iustissimam, Si infinitas animas redimit propter pecuniam funestissimam ad structuram Basilice ut causam levissimam?
82. Als nemlich: Warum entledigt der Pabst nicht alle Seelen zugleich aus dem Fegfeuer, um der allerheiligsten Liebe willen und von wegen der höchsten Noth der Seelen, als der allerbilligsten Ursache, so er doch um des allerverganglichsten Geldes willen, zum Bau St. Peters Münster, unzählich viel Seelen erlöset, als von wegen der losesten Ursachen?
82. Por ejemplo: ¿Por qué el Papa no vacía el purgatorio a causa de la santísima caridad y la muy apremiante necesidad de las almas –lo cual sería la más justa de todas las razones si él redime un número infinito de almas a causa del muy miserable dinero para la construcción de la basílica– lo cual es un motivo completamente insignificante?
82. A saber: «¿por qué el papa no vacía el purgatorio por su caridad santísima y por la gran necesidad de las almas, que es la causa más justa de todas, si redime almas innumerables por el funestísimo dinero de la construcción de la basílica, que es la causa más insignificante?»
83 Item. Cur permanent exequie et anniversaria defunctorum et non reddit aut recipi permittit beneficia pro illis instituta, cum iam sit iniuria pro redemptis orare?
83. Item: Warum bleiben die Begängnisse und Jahrszeiten der Verstorbenen stehen, und warum gibt er nicht wieder, oder vergönnet, wieder zu nehmen die Beneficia oder die Pfründen, die den Tobten zu gut gestiftet sind, so es nunmehr unrecht ist, für die Erlöseten zu beten?
83. Del mismo modo: ¿Por qué subsisten las misas y aniversarios por los difuntos y por qué el Papa no devuelve o permite retirar las fundaciones instituidas en beneficio de ellos, puesto que ya no es justo orar por los redimidos?
83. Ítem: «¿por qué perduran las exequias y aniversarios de difuntos, y no devuelve o permite que se perciban los beneficios fundados para ellos, ya que es una injuria orar por los redimidos?»
84 Item. Que illa nova pietas Dei et Pape, quod impio et inimico propter pecuniam concedunt animam piam et amicam dei redimere, Et tamen propter necessitatem ipsius met pie et dilecte anime non redimunt eam gratuita charitate?
84. Item: Was ist das für eine neue Heiligkeit Gottes und des Pabsts, daß sie dem Gottlosen und dem Feinde ums Geldes willen vergönnen, eine gottessürchtige und von Gott geliebte Seele zu erlösen, und wollen doch nicht vielmehr, um der grossen Noth derselben gottesfürchtigen und geliebten Seelen willen, sie aus Liebe umsonst erlösen?
84. Del mismo modo: ¿Qué es esta nueva piedad de Dios y del Papa, según la cual conceden al impío y enemigo de Dios, por medio del dinero, redimir un alma pía y amiga de Dios, y por que no la redimen más bien, a causa de la necesidad, por gratuita caridad hacia esa misma alma pía y amada?
84. Ítem: «¿qué novedosa piedad es esa de Dios y de papa que permite a un impío y enemigo de Dios redimir por dinero a un alma piadosa y amiga de Dios, y sin embargo no la redimen ellos con gratuita caridad por la necesidad de la misma alma piadosa y amada de Dios ?»
85 Item. Cur Canones penitentiales re ipsa et non usu iam diu in semet abrogati et mortui adhuc tamen pecuniis redimuntur per concessionem indulgentiarum tanquam vivacissimi?
85. Item: Warum die canones pœnitentiales, das ist, die Satzungen von der Busse, nun längst in ihnen selbst mit der That, ob sie schon noch im Gebrauch sind, abgethan und todt, noch mit Geld gelöset werden, durch Gunst des Ablaß, als wären sie noch gantz kräftig und lebendig?
85. Del mismo modo: ¿Por qué los cánones penitenciales que de hecho y por el desuso desde hace tiempo están abrogados y muertos como tales, se satisfacen no obstante hasta hoy por la concesión de indulgencias, como si estuviesen en plena vigencia?
85. Ítem: «¿por qué siguen redimiendo aún por la concesión de indulgencias, y como si fuesen actualísimos, cánones penitenciales que por su misma naturaleza y por el desuso desde hace tanto tiempo están abrogados y muertos?»
86 Item. Cur Papa, cuius opes hodie sunt opulentissimis Crassis crassiores, non de suis pecuniis magis quam pauperum fidelium struit unam tantummodo Basilicam sancti Petri?
86. Item: Warum bauet jetzt der Pabst nicht lieber St. Peters Münster von seinem eigenen Gelde, denn von der armen Christen Geld, weil doch sein Vermögen sich höher erstreckt, denn keines reichen Crassi Güter?
86. Del mismo modo: ¿Por qué el Papa, cuya fortuna es hoy más abundante que la de los más opulentos ricos[32], no construye tan sólo una basílica de San Pedro de su propio dinero, en lugar de hacerlo con el de los pobres creyentes?
86. Ítem: «¿por qué el papa, cuyas riquezas hoy día son más crasas que las de los más opulentos crasos, no construye una sola basílica de San Pedro con su propio dinero, mejor que con el de los pobres fieles?».
87 Item. Quid remittit aut participat Papa iis, qui per contritionem perfectam ius habent plenarie remissionis et participationis?
87. Item: Was erlässet oder theilet der Pabst seinen Ablaß denen mit, die schon durch vollkommene Reue einer vollkommenen Vergebung und Ablaß berechtiget sind?
87. Del mismo modo: ¿Qué es lo que remite el Papa y qué participación concede a los que por una perfecta contrición tienen ya derecho a una remisión y participación plenarias[33]?
87. Ítem: «¿qué es lo que perdona o da el papa a quienes por perfecta contrición tienen derecho a la participación y remisión plenarias?»
88 Item. Quid adderetur ecclesie boni maioris, Si Papa, sicut semel facit, ita centies in die cuilibet fidelium has remissiones et participationes tribueret?
88. Item: Was könnte der Kirchen mehr Gutes widerfahren, denn, wenn der Pabst, wie ers nun einmal thut, also hundertmal im Tage jedem Gläubigen diese Vergebung und Ablaß schenckt?
88. Del mismo modo: ¿Que bien mayor podría hacerse a la iglesia si el Papa, como lo hace ahora una vez[34], concediese estas remisiones y participaciones cien veces por día a cualquiera de los creyentes?
88. Ítem: «¿qué mayor bien pudiera sobrevenir a la iglesia que el que el papa, en vez de conceder, como hace, una vez al día estas remisiones y participaciones, las concediese a cada fiel cien veces a diario?
89 Ex quo Papa salutem querit animarum per venias magis quam pecunias, Cur suspendit literas et venias iam olim concessas, cum sint eque efficaces?
89. Weil auch der Pabst der Seelen Seligkeit mehr durch Ablaß, denn durchs Geld suchet: warum hebt er denn auf und macht zu Nichte die Briefe und Ablaß, die er vormals gegeben hat, so sie doch gleich kräftig sind.
89. Dado que el Papa, por medio de sus indulgencias, busca más la salvación de las almas que el dinero, ¿por qué suspende las cartas e indulgencias ya anteriormente concedidas, si son igualmente eficaces[35]?
89. Y ya que el papa busca la salvación de las almas por las indulgencias mejor que por el dinero, ¿por qué suspende el valor de las cartas e indulgencias concedidas en otros tiempos si tienen la misma eficacia?»
90 Hec scrupulosissima laicorum argumenta sola potestate compescere nec reddita ratione diluere, Est ecclesiam et Papam hostibus ridendos exponere et infelices christianos facere.
90. Diese der Layen sehr spitzige Argumente allein mit Gewalt wollen dampffen und nicht durch angezeigten Grund und Ursach auflösen, heißt die Kirche und Pabst den Feinden zu verlachen darstellen, und die Christen unselig machen.
90. Reprimir estos sagaces argumentos de los laicos sólo por la fuerza, sin desvirtuarlos con razones, significa exponer a la Iglesia y al Papa a la burla de sus enemigos y contribuir a la desdicha de los cristianos.
90. Amordazar estas escrupulosísimas argumentaciones de los laicos sólo por la potestad, y no deshacerlas razonablemente, equivale a poner en ridículo a la iglesia y al papa ante sus enemigos y a la desdicha de los cristianos.
91 Si ergo venie secundum spiritum et mentem Pape predicarentur, facile illa omnia solverentur, immo non essent.
91. Derhalben, so das Ablaß nach des Pabsts Geist und Meynung geprediget würde, wären diese Einreden leichtlich zu verantworten, ja, sie waren nie leicht vorgefallen.
91. Por tanto, si las indulgencias se predicasen según el espíritu y la intención del Papa, todas esas objeciones se resolverían con facilidad o más bien no existirían.
91. Todas estas cosas se solucionarían, incluso ni tendrían lugar, si las indulgencias se predicasen conforme al espíritu y a la mente del papa.
92 Valeant itaque omnes illi prophete, qui dicunt populo Christi ‘Pax pax’ [Hes. 13, 10. 16.], et non est pax.
92. Mögen derhalben alle die Prediger hinfahren, die da sagen zu der Gemeinde: Friede, Friede! (Ezech. 13, 10. 16.) und ist kein Friede.
92. Que se vayan, pues todos aquellos profetas que dicen al pueblo de Cristo: «Paz, paz»; y no hay paz[36].
92. ¡Fuera, por tanto, todos los profetas que predican al pueblo de Cristo «paz, paz», y no hay tal paz.
93 Bene agant omnes illi prophete, qui dicunt populo Christi ‘Crux crux’, et non est crux.
93. Denen Predigern aber müsse allein es wohl gehen, die dn sagen zu der Gemeinde Christi: Creutz, Creutz! und ist kein Creutz.
93. Que prosperen todos aquellos profetas que dicen al pueblo: «Cruz, cruz» y no hay cruz.
93. ¡Bienvenidos todos los profetas que predican al pueblo de Cristo «cruz, cruz», puesto que ya no es tal cruz!
94 Exhortandi sunt Christiani, ut caput suum Christum per penas, mortes infernosque sequi studeant,
94. Man soll die Christen vermahnen, daß sie, ihrem Haupte, Christo, durch Creutz, Tod und Hölle nachzufolgen, sich befleissigen;
94. Es menester exhortar a los cristianos que se esfuercen por seguir a Cristo, su cabeza, a través de penas, muertes e infierno.
94. Hay que exhortar a los cristianos a que traten de seguir a Cristo, su cabeza, a través de penas, muertes e infiernos.
95 Ac sic magis per multas tribulationes intrare celum quam per securitatem pacis confidant. [Apgsch. 14, 22.]
95. Und also mehr durch viel Trübsal ins Himmelreich zu gehen, Apstg. 14, 22., denn, daß sie durch Vertröstung des Friedes sicher werden.
95. Y a confiar en que entrarán al cielo a través de muchas tribulaciones, antes que por la ilusoria seguridad de paz[37].
95 Y que confíen así en entrar en el cielo a través de muchas tribulaciones, mejor que basados en la seguridad de la paz.


M.D.Xvij.
Wittenberg, 31 de octubre de 1517.


[1] Al traducir al castellano el título en latín Disputatio pro declaratione virtutis indulgentiarum, debemos justificar la elección de los términos empleados. La voz ‘disputación’ es un arcaísmo por disputa. No obstante, su uso es consciente. Deriva del vocablo latino disputatio aplicado a los ejercicios de debate y discusión de problemas que se realizaban frecuentemente en las universidades medievales. Al publicar sus tesis sobre las indulgencias, Lutero quiso sostener una de estas disputaciones con los teólogos de su tiempo. Por esta razón redactó sus proposiciones en latín. Las 95 tesis son una schedula disputationis. Declaratio no sólo significa ‘declaración’, sino también ‘explicación’, ‘definición’ o ‘determinación’ de un concepto. En cuanto a virtus, las acepciones son varias: además de ‘valor’ puede significar ‘poder’, ‘eficacia’. Compárese la traducción inglesa en Luther’s works (The Philadelphia edition, 1957, vol. 1, p. 17), que utiliza la expresión «power and efficacy».
[2] Véase carta a Johann von Staupitz, 30 de mayo de 1518. El texto griego de Mt. 4:17 dice metanoeîte, lo cual versiones castellanas de la Biblia (Reina Valera, versión moderna, Nácar Colunga, Bover Cantera y Straubinger) traducen con razón por «arrepentíos». Mas Lutero cita según la Vulgata: pœnitentiam agite, lo que en castellano debe traducirse: «haced penitencia».
[3] Según la doctrina católicoromana, la penitencia es un sacramento que comprende la contrición (contritio cordis), la confesión (confessio oris), la absolución (absolutio) y la satisfacción (satisfactio operis).
[4] Es decir, los cánones penitenciales, parte del derecho canónico relacionada con la penitencia.
[5] Hay pecados que sólo el Papa puede remitir.
[6] Mt. 13:24 y sigs.
[7] No las posee en esta extensión. Lutero niega que el poder del Papa se extienda al purgatorio. Sobre el poder de las llaves compárese Mt. 15:19; 18:18 y Jn. 20:23. Para todo el artículo véase la carta a Alberto de Maguncia del 31 de octubre de 1517.
[8] En lugar de intercesión podría pensarse en sufragio. Compárese Diccionario de la Academia, 2ª acepción.
[9] Alusión a un refrán alemán muy difundido en aquella época.
[10] Se refiere a la salida del alma del purgatorio.
[11] Probablemente Lutero alude a una publicación del fraile agustino Dr. Johannes Genser von Paltz. Lutero manifiesta sus dudas respecto a esta tradición en las Resolutiones, artículo 29.
[12] Véase tesis 6.
[13] Véase nota a tesis 2.
[14] Es decir, la salida de las almas del purgatorio.
[15] Confessionalia son los privilegios que permiten elegir al confesor, al cual se le otorgan extraordinarias facultades de absolución.
[16] En tesis 6.
[17] En este contexto el vocablo apostólico significa papal.
[18] Al publicar las tesis, Lutero creía todavía que el Papa desaprobaba los abusos de la predicación de los traficantes de indulgencias.
[19] Véase tesis 32.
[20] El comisario encargado de la venta de indulgencias, a saber, Alberto de Maguncia.
[21] Cuando en una iglesia de la ciudad se predicaban las indulgencias, se suspendían los sermones en los demás templos.
[22] Véase nota a tesis 42.
[23] Referencia al thesaurus bonorum operum de la doctrina católicoromana.
[24] Mártir, m. 258.
[25] Véase nota a tesis 6.
[26] Mt. 20:16.
[27] Véase nota a tesis 42.
[28] La doctrina de la Iglesia Católica Romana distingue entre pecados veniales (peccata venialia) y pecados mortales (peccata mortalia). Si los últimos no son confesados y perdonados, causan la muerte eterna.
[29] 1 Co. 12:2830.
[30] Los predicadores de indulgencias llevaban consigo como insignia una cruz blasonada con el escudo del Papa, la cual, durante los sermones, se exhibía al pueblo como una especie de legitimación.
[31] Spargi sinunt: se divulgan entre el pueblo.
[32] Crassis crassiores, alusión a Marco Licinio Craso (115-53 a.C.), prototipo del hombre rico.
[33] Véase tesis 36-37.
[34] En las cartas de indulgencias figuraban las siguientes palabras: semel in vita et in mortis articulo (una vez en la vida y en el artículo de la muerte).
[35] Mientras se predicaban los jubileos, quedaban suspendidas las demás indulgencias.
[36] Jer. 6:14; Ez. 13:10 y 16.
[37] Hch. 14:22.

No hay comentarios:

Publicar un comentario