11 nov. 2010

¿Quién fue Diettrich Bonhoeffer?



"Teólogo y pastor luterano de la Iglesia Confesante en Alemania, nació en Breslau. Su padre era profesor de Psiquiatría y Neurología en la Universidad de Berlín. Su bisabuelo y su abuelo materno habían sido profesores de teología. Su madre también era profesora y enseñaba a sus hijos. Muy pronto comenzó a estudiar teología en las universidades de Tubinga y Berlín, donde se doctoró a la edad de veintiún años, y en ella llegó a ser capellán y profesor. Allí estaba ejerciendo su ministerio cuando Hitler asumió el poder en 1933. Todavía ejerció el pastorado durante algunos años en Londres (1933-1935) y en otros lugares (sirvió como pastor, por algún tiempo, en la iglesia de alemanes de Barcelona). En 1937 fue clausurado por el régimen nazi su Seminario de Finkenwalde, y a él mismo le fue prohibido publicar escritos y enseñar en público. Pasó entonces a EE.UU., donde sus trabajos de investigación en el Union Theological Seminary de Nueva York le llevaron a reaccionar fuertemente contra la teología liberal y le acercaron a K. Barth, que para entonces comenzaba a trabajar en su Dogmática. Posteriormente se separó de Barth, al poner énfasis en la autonomía relativa del orden natural como esfera de la presencia y de la acción de Dios, lo que le llevó a tener del mundo una "visión desde abajo", en la perspectiva de los pobres, los oprimidos, los marginados. Se explica así su influencia en la Teología de la liberación, de la que nos quedan muchas lecciones por aprender. Al estallar la II Guerra Mundial (1939), se hallaba en América, pero decidió volver a su país para servir a sus compatriotas como capellán militar y sufrir con ellos. Un cuñado suyo le introdujo en los círculos de la resistencia antinazi y llegó a conspirar contra Hitler. En 1940 la Gestapo le había prohibido hablar y escribir, pues sus artículos eran considerados subversivos contra el régimen. El 5 de abril de 1943 fue detenido junto a otros compañeros por conspiración y traición al Estado y encerrado en la cárcel de Tegel, en Berlín. En octubre de 1944 fue trasladado a los calabozos de la Seguridad del Estado en Munich. El 9 de abril de 1945 fue ahorcado en un largo clavo en la pared. Murió animoso y sereno, según los testigos. Su cadáver fue quemado.
Bonhoeffer ha dejado como legado a la posteridad de la II Guerra Mundial una gran influencia, en un área muy extensa del orbe, sobre el pensamiento teológico, la piedad cristiana y la ética práctica.
Fue en el año 1951 cuando Bonhoeffer alcanzó una fama que, desde entonces, ha ido en aumento hasta el presente. En ese año se publicaron y se tradujeron sus Cartas y Papeles desde la prisión. No tenía él la intención de publicar su correspondencia, pero ha llegado a ser la más popular de sus numerosas obras. De todos sus libros, los principales son: Comunión de los santos, obra de teología práctica, Acto y ser, obra de ontología relacionada con la teología, Cristología y El costo del discipulado. Una de las ideas clave de Bonhoeffer estaba basada en la distinción que Lutero había hecho entre religión y fe. “La religión procede de la carne; la fe, del espíritu” —decía Lutero. Para Bonhoeffer, el acto religioso es siempre parcial, mientras que la fe incluye todas las esferas de la vida. “Jesús —decía él— nos llamó, no a una nueva religión, sino a una nueva vida.”
Fuente: Abba distribuidora evangélica

No hay comentarios:

Publicar un comentario